Mapa del Sitio

Tierra del Fuego - Patagonia - Argentina, 20/08/2014 01:50 hs.   
Opciones
  Cultura  

  Los Yámanas  

  Los Alacalufes  

  Reseña Cultural  

  Museos  


  Los Alacalufes  

Los alacalufes o halakwoolip constituían la otra etnia que se encontraba, junto a los yámanas poblando la parte sur de la Isla Grande. Hubo contactos entre los selk'nam y los alacalufes a lo largo del Estrecho de Magallanes. Estos aislados contactos permitían intercambiar diferentes objetos: capas de piel de guanaco, adornos para la frente de cuero gris triangular, arcos y flechas por parte de los selk'nam; y por parte de los canoeros, pieles de lobo para las aljabas, pirita y una variedad de adornos de concha de caracol del tamaño de un guisante.

El encuentro de una familia alacaluf con una selk'nam era la mayoría de las veces sólo accidental, y ocurría cuando repentinamente una ventisca ponía en peligro su canoa y obligaba a sus ocupantes a navegar con rumbo al primer sitio de desembarque que hubiera, para asegurar sus vidas.

Al igual que los yámanas, la obra maestra de la artesanía halakwoolip queda representada en la canoa de corteza. Esta formidable embarcación era construida con materias primas de la naturaleza y herramientas fabricadas con huesos o piedras.

La circunstancia de que nuestros fueguinos dependen exclusivamente de la naturaleza circundante y no encuentran ningún refugio o ayuda de las etnias adyacentes es digna de atención para la valoración de los concretos logros artesanales.

La forma determinada de una herramienta o utensilio permanecerá inalterada cuando ha alcanzado la forma final más acabada posible. Se puede comprobar esto observando los objetos que se remontan a un período de alrededor de cuatrocientos años, lo cual a la luz de la existencia de los halakwoolip constituye un lapso muy corto de tiempo. Todas las tradiciones escritas y pictóricas del limitado período muestran a los halakwoolip, en posesión de todos los objetos que encontramos en la actualidad.

Utilizaban unos puñales de hueso de ballena, a menudo vestían con piel de lobo marino que les llegaba poco más que por debajo de la cintura. Cada familia trabaja y actúa para su propio bienestar, confecciona ella misma las herramientas y utensilios que necesitan. No se reconocen artesanos profesionales o especialización de una persona en particular para una ocupación o actividad específica.

Cada familia lleva su propia existencia, dedicada a su progreso individual. El aislamiento entre los halakwoolip alcanza una forma casi absoluta, en tanto tenga ésta para sí sola su distrito preferido. De ello resulta que, en la práctica, toda la etnia halakwoolip se compone de muchas familias aisladas. Probablemente una vez al año se realizaba un gran encuentro de las familias, por ejemplo, en un kálakai y yinciháua, o cuando vara una ballena.

Durante la adolescencia se seguía la iniciación obligatoria o kálakai para ambos sexos, que constituye una preparación teórico-práctica para una existencia independiente como hombre o mujer. Sólo después se permite al joven su unión necesaria en matrimonio. Gran respeto y auxilio general reciben todos los ancianos. Su espiritualidad era, antes de la llegada de los europeos, muy rica y viva. De esta manera su acervo mitológico, que en un comienzo no debe haber sido menos importante que el de sus vecinos los yámanas, fue quedando en el olvido. Sólo con mucho esfuerzo Martín Gusinde puede acceder al curso completo del yinciháua con todas sus innumerables particularidades. En resumen, los halakwoolip han perdido, desde su contacto con el mundo europeo, una considerable cantidad del acervo espiritual. Sin duda todo adulto conservaba intacta la creencia en el sobrenatural Xólas, y especialmente como norma de conducta moral. Durante el kálakai se le inculcaban al joven una serie de deberes. Cada individuo era responsable por sus actos y debía esperar el castigo por la infracción de un ser superior, el mismo Xólas. La superstición y el temor de los espíritus se da poco entre ellos; la calidad del médico hechicero está muy definida, pero tiene poca influencia.

« Anterior Siguiente »


  Change language  
  English

  Webcam  

 
© 1997-2014 Instituto Fueguino de Turismo - Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur - Patagonia Argentina
© Imágenes de Osvaldo Peralta | Facundo Santana