Lo que una vez fue un lugar inhóspito y remoto, hoy atrae a miles de personas de todas partes del mundo. Contemplá por vos mismo nuestros fuegos australes y dejá encender tu imaginación.

Hace casi 500 años, un grupo de exploradores del Viejo Mundo avistó las costas de una tierra desconocida. Fuegos dispersos y columnas de humo de las fogatas de los nativos parecían flotar sobre las aguas, en la neblina del amanecer. Fue posiblemente este entorno místico el que dio su nombre a la Isla: Tierra del Fuego.

A través de las investigaciones arqueológicas se conoce hoy que las primeras ocupaciones humanas en el Canal Beagle tuvieron lugar hace unos 7.000 años y los descendientes de estos primeros habitantes se mantuvieron siempre a lo largo de las costas de los llamados Canales Fueguinos, aún hasta inicios de nuestro siglo.

La zona donde actualmente se encuentra emplazada Ushuaia, así como el resto del sector argentino del Canal Beagle, estuvieron habitados por nativos que desde su llegada estaban adaptados a la vida litoral marítima. Formaban parte de un grupo mayor, conocido hoy bajo el nombre de canoeros magallánicos.

A la llegada de los europeos, los canoeros que vivían en esta zona se autodenominaban yamana o yaganes. Actualmente viven muy pocos descendientes de este grupo, en el sector chileno, principalmente en Puerto Williams.

Además de la bibliografía publicada por los estudiosos del tema, es posible apreciar sus utensilios y otros enseres en las vitrinas de los tres Museos de la Ciudad de Ushuaia: el Museo Yámana, el del Fin del Mundo y el Marítimo, además de conmovedoras fotografías que llegaron a tomarse a fines del siglo XIX, en sitios que aún persisten donde los yamana pasaban gran parte de su vida.

Completamente adaptados al medio litoral marino, se alimentaban de carne de lobos marinos, peces, aves, recolección de moluscos y crustáceos y también de carne guanaco, ya que, cuando decidían desembarcar, se instalaban en ciertos sitios de la playa, que podemos asociar hoy con la idea de campamentos. En esos lugares construían chozas, o utilizaban alguna disponible, para descansar durante la noche en grupos familiares.

Generalmente los desechos (en un gran porcentaje valvas de moluscos) eran arrojados alrededor de la choza, construida básicamente con ramas de lengas y guindos, y una vez desaparecida ésta, los montículos fueron cubriéndose hasta que finalmente sobre ellos creció vegetación.

La abundancia de valvas de moluscos les ha hecho valer el nombre de conchales o concheros yámana. Actualmente, son sitios arqueológicos protegidos por leyes nacionales y provinciales pues conforman parte de nuestro patrimonio cultural.

La zona Norte de la Isla, donde el bosque es menos denso y predominan los pastizales, fue ocupado por otro grupo de nativos, categorizados como cazadores-recolectores pedestres, ya que a diferencia de los canoeros, no tuvieron necesidad de buscar su alimento en el mar. Los ancestros de este grupo llegaron a la Isla hace algo más de 10.000 años, trayendo consigo su tradición cazadora de animales terrestres, principalmente guanaco y pequeños roedores.

Cuando comenzaron las expediciones a la zona del paso interoceánico descubierto por Magallanes, los cazadores de esta zona se denominaban a sí mismos selk´nam, pero se los conoció bajo el apelativo de onas.

Su forma de vida nómade hizo que los testimonios de su cultura se encuentren actualmente dispersos por todo el territorio que ocuparon. Sus armas y utensilios, así como sus creencias y leyendas, son similares a los de las etnias que vivieron al Norte del Estrecho de Magallanes, sobre todo de tehuelches, de quienes probablemente provenían.

En nuestra Provincia viven algunos descendientes mestizos de esta etnia, pero se considera que la última descendiente selk´nam fue la señora Virgina Choquintel, fallecida en 1990, en cuyo honor se bautizó el Museo de la Ciudad de Río Grande. Tanto en este museo como en el de la Misión Salesiana (Monumento Histórico Nacional) se exhiben utensilios, armas, fotografías y otros elementos vinculados a la vida de los selk´nam.

Sitios y monumentos históricos nacionales

Sitio, bien o monumento Decreto/Ley nacional Ubicación
Sitio donde se enarboló por primera vez la bandera argentina en UshuaiaDto. Nº 17.265/43Acceso al Puerto de Ushuaia
Legislatura ProvincialDto Nº 2706/83Ushuaia
Mural Esc. Monumento Héroes de MalvinasLey Nº 25.384Ushuaia
PresidioLey Nº 24.818/97Ushuaia
Iglesia ParroquialDto Nº 64/99Ushuaia
Casa Familia RamosDto Nº 64/99Ushuaia
Solar Misión AnglicanaDto Nº 64/99Ushuaia
La MisiónDto Nº2087/83Río Grande
Cementerio de la MisiónDto Nº 64/99Río Grande
Estancia María BehetyDto Nº 64/99Río Grande
Ex-Frigorífico CAPDto Nº 64/99Río Grande
El PáramoDto Nº 64/99San Sebastián
Estancia HarbertonDto Nº 64/99Costa Canal Beagle
Bahía Aguirre (Cuevas de Gardiner)Dto Nº 3806/84Península Mitre
Bahía Buen SucesoDto Nº 3806/84Península Mitre (55°24'S 61°32'O)
Caleta FalsaDto Nº 64/99Península Mitre
Cabaña Cerro Nevado (Snow Hill)Dto Nº 6058/65Península Antártica
Lugar del emplazamiento del Faro San Juan de SalvamentoDto Nº 64/99Isla de los Estados
Puerto San Juan de SalvamentoDto Nº 64/99Isla de los Estados
Área donde se encuentran los restos del Buque Crucero ARA Gral. BelgranoLey Nº 25.546Mar Argentino
Faro Año NuevoDto Nº 64/99Isla Observatorio
Puerto SoledadDto Nº 682/82Islas Malvinas
Bahía FoxDto Nº 1.734/84Islas Malvinas
Isla BorbónDto Nº 1.734/84Islas Malvinas
Puerto ArgentinoDto Nº 1.734/84Islas Malvinas
Puerto DarwinDto Nº 1.734/84Islas Malvinas
Puerto HowardDto Nº 1.734/84Islas Malvinas
Puerto San CarlosDto Nº 1.734/84Islas Malvinas
Puerto GrytvykenDto Nº 1.734/84Isla San Pedro

Webcam

¡Descubrí el Fin del Mundo en vivo y directo!

Subimos fotos diarias para que sin moverte de tu lugar, puedas conocer la ciudad más austral de mundo.

Ingresá

Calendario de eventos

Los eventos desarrollados en el último rincón de la tierra, imprimen una mística singular en la memoria de los que forman parte de ellos. Conocé los eventos culturales y deportivos que se desarrollan a lo largo de toda la provincia.

Ver calendario de eventos

Centros invernales

Desde el comienzo del día numerosos vehículos avanzan rumbo a los centros invernales entre sinuosos caminos de montaña, siendo recibidos calurosamente por los ladridos de los perros de tiro que habitan en el lugar. Aquí, esquiadores profesionales y amantes de la nieve disfrutan de las más diversas actividades y gastronomía fueguina.

Ver centros invernales